Los sistemas de automatización contienen la tarjeta lógica (cerebro) que gestiona los ajustes, la programación y el control que el usuario puede ejecutar para el control total de la piscina.