Los sistema de automatización permiten controlar todas las funciones de mantenimiento continuo como: la sanitización, el equilibrio del pH, la limpieza y el filtrado.